Etapa Preinca

Les contaré un poco de historia: El hombre de Chilca tiene una antigüedad aproximada de 10,000 años, según los estudios realizados por el arqueólogo francés Frederic Engel y según la historia que me contó mi tatarabuelo. Gracias a los vestigios encontrados, se sabe que estos hombres se dedicaron a la caza de animales (venados, vizcachas) y a la recolección de plantas.

Con el transcurrir del tiempo, los hombres primitivos bajaron a la costa y se ubicaron cerca al litoral marítimo (hace 6,000 años), convirtiéndose en horticultores, pescadores y recolectores de mariscos. Se volvieron seminómadas, construyeron sus primeras viviendas de juncos, totora y troncos, pero también utilizaron huesos de ballenas en forma ovalada… muy creativos.

Debido a la característica árida de Chilca, estos pobladores, mis amigos, poco a poco se las ingeniaron para contar con el líquido elemento, excavando la tierra. Es así que construyeron las chacras hundidas, en donde sembraron el rico camote, zapallo, pallar, calabazas, alimentos base de su dieta alimenticia.

De esta manera se vuelven sedentarios, desarrollan una cultura propia y a la vez, reciben influencia de otras culturas preincas como Chavín, Paracas, Nasca y Chincha. Además, construyen los primeros centros poblados: Bandurria, Lapa-Lapa y otros lugares.